ACTIVIDADES·BARCELONA ALREDEDORES·SALIR CON NIÑOS·Sin categoría

Escapada fugaz a Montserrat – Caga Tió

Hoy, aprovechando que hacía un buen día (atípico de Diciembre), Liam y yo nos fuimos hasta Montserrat en busca de algún “Caga Tió” que nos quisiera acompañar a casa 🙂

Como os podéis imaginar, ¡Liam estaba super emocionado!
Desayunamos fuerte, nos preparamos y conducimos unos 45 min desde Barcelona ciudad hasta pié de Montaña de Montserrat. Una vez ahí, aparcamos en el parking público (gratuito) y nos dirigimos a las taquillas a ver que opciones teníamos para continuar subiendo. Mientras yo me miraba las opciones y precios, Liam contemplaba la locomotora expuesta delante de las taquillas.

Para vuestra información, hay varias opciones para subir hasta el Monasterio de Montserrat:

  • A pié
  • Autobús
  • Funicular (Teleférico)
  • Cremallera (Tren)

Dejé que fuera Liam quien escogiera como ir. Sin dudarlo ni un segundo escogió ir con el Cremallera.

Ya dentro del tren, Liam solo miraba a lado y lado del tren. Me hizo levantar para ir hasta el final del vagón ya que en este se pueden ver las vias del tren (había cristal en vez de pared).
No nos dimos cuenta que ya entrabamos en la estación de Montserrat. Nos bajamos del Cremallera y nos pusimos a andar hasta la Creu de Sant Miquel. El camino para llegar hasta la Creu de Sant Miquel es senzillo aunque con pendiente continua. Aun y así, no fue problema para Liam quién aguantó casi todo el camino sin quejarse. Solo hubo un ratito que pidió brazos. 🙂 Calculo que es una caminata de poco más de 2 Kms. Un adulto lo haría en unos 15 minutos pero nosotros caminamos durante más de 30 minutos (a su ritmo). Una vez arriba, disfrutamos de las vistas durante un ratito, comimos algo y nos regresamos hacia el tren.

Fue en el camino de vuelta cuando escuchamos un “pedito”. Liam se asustó y se emocionó a la vez 😀 ambos nos salimos del camino y nos pusimos a buscar de donde venía ese ruido y….. ¡”uala”! Liam encontró un Caga Tió pequeñín al lado de un arbol. Aun no sabemos si estaba ahí escondido por miedo o porque estaba durmiendo o si estaba haciendo caquita…. :D:D:D.

Como podeis ver en las fotos, el Caga Tió es muy pequeñíto aún así que lo cogimos y nos lo llevamos a casa para alimentarlo y cuidarlo bién, ya sea tapándolo con una manta, leyendole cuentos o incluso cantarle canciones 🙂 Es importante alimentarlo mucho para que la noche anterior a Navidad se haga más grande y así cague regalos más grandes…

¡Ahora a esperar a que el Tió engorde para Nochebuena y nos cague muuuuuchos regalos!
¿Tu ya tienes tu Caga Tió?

Aprovecho para dejaros los precios de los billetes del Cremallera y del Funicular de Montserrat:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s